Un golpe de suerte para la salud

Muchas veces los mejores descubrimientos no surgen de una ardua investigación, sino de felices accidentes aquí estamos hablando del mismísimo padre de la microbiología medica Alexander Fleming quien nació un 6 de agosto de 1881 en Ayrshire una zona rural de Escocia. Todo ocurrió cuando el científico escocés se fue de vacaciones y olvidó una placa de cultivo bacteriano donde por casualidad creció un hongo. A su regreso ¡eureka!, se topó con el hallazgo científico del siglo, la Penicilina.

Cuando regresó de sus vacaciones en 1928, Fleming estudiaba las mutaciones en los cultivos de estafilococos que había dejado apilados en un rincón de su laboratorio y observó que habían sido accidentalmente contaminados por un hongo. Las colonias de estafilococos que rodeaban al hongo habían sido destruidas, mientras que otras colonias de estafilococos más lejanas estaban intactas. Fleming hizo crecer el moho en un cultivo puro y descubrió que producía una sustancia que mataba a varias bacterias causantes de enfermedades. Identificó el moho como perteneciente al género Penicillium y, después de algunos meses de llamarlo “jugo de moho”, el 7 de marzo de 1929 llamó a la sustancia penicilina.

Fleming realizó varios experimentos destinados a establecer el grado de susceptibilidad, sensibilidad o resistencia de una bacteria al caldo de cultivo de una amplia gama de bacterias patógenas y observó que muchas de ellas eran rápidamente destruidas. Ocho meses después de sus primeras observaciones, Fleming publicó los resultados en una memoria que aún hoy se considera un clásico en la materia, pero a la que por entonces no se prestó demasiada atención. Pese a que Fleming comprendió desde un principio la importancia del fenómeno de la antibiosis que había descubierto, la penicilina todavía tardó quince años en convertirse en un medicamento de uso universal.

En 1944, Alexander Fleming fue nombrado sir y en 1945 recibió el Premio Nobel de Medicina, que compartió con Howard Florey y Ernst Boris Chain, que también realizaron sus trabajos en este campo. Actualmente hay bacterias que han generado resistencia a distintos antibióticos, lo que genera una enorme preocupación en el medio médico-científico.

-Emma Medina-

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search