Fotografía Microscópica

 In Sin Categoría

Los primeros grandes avances en la ciencia y en particular en las ciencias biológicas se deben en parte a la invención del microscopio óptico, cuando a finales del siglo XVII Anton van Leeuwenhoek, tallando lentes, pudo apreciar el mundo que por su tamaño tan pequeño no era posible ver a simple vista: el mundo microscópico. Sin embargo, los intentos de amplificar imágenes se remontan a los griegos y romanos, quienes emplearon esferas de vidrio llenas de agua, las que solo eran útiles para observar heridas y tejidos, más no ese mundo diminuto.

 

Afortunadamente, años más tarde, gracias a la invención del microscopio óptico (Fig. 1), el hombre pudo tener evidencia del gran mundo que existía más allá de las lentes y descubrir así un universo inorgánico, como los cristales de la sal de mesa o las sales de oxalato que se encuentran en la orina y cuya acumulación es la causa de los cálculos renales. Asimismo, pudo observar los lentos desplazamientos de un parásito intestinal, la ameba, lo que también ayudó a que se quitara la venda del oscurantismo y dar así los primeros pasos en la ciencia moderna. Un hecho más, de entre tantos destacables, fue que gracias al microscopio óptico algunos químicos y médicos, como Louis Pasteur y Robert Koch, pudieran estudiar las enfermedades que asediaban a la humanidad.

fotografia_micoscopica1

Podemos llorar porque estamos felices o porque nos sentimos tristes. También podemos llorar por el efecto que causa el cortar una cebolla o simplemente podemos llorar porque sí, para desahogarnos y sentirnos aliviados. Se trata de diferentes emociones que, a su vez, generan lágrimas morfológicamente distintas aunque compuestas por los mismos elementos: agua, aceites, minerales y proteínas, entre otros. Ustedes se preguntaran que tiene que ver esto con los párrafos anteriores, ahora la explicación.

 

Intrigada por esas pequeñas gotas que salen de los lagrimales, la fotógrafa Rose-Lynn Fisher puso en marcha un proyecto con el nombre de “La topografía de las lágrimas”. La artista tomó muestras de lágrimas generadas en situaciones diversas, las secó y las estudió para conocer qué diferencias existían entre ellas. Todo ello bajo el objetivo de  microscopios  con los que se magnificaron sus minúsculas estructuras, revelando formas sorprendetes y abastractas, demasiado pequeñas para ver a simple vista.

 

La conclusión a la que llegó es que existen tres tipos de lágrimas: las causadas por emociones extremas como la alegría, la tristeza y el rechazo, y las basales que se generan para mantener la córnea lubricada (de 0,75 a 1,1 gramos cada día) y las reflejas causadas por cebollas o gas, generadas por la respuesta a un agente externo (Fig 2.)

fotografia_micoscopica2

 

La fotografía microscópica es el arte visual de capturar la imagen de un objeto a escala imperceptible para la vista común. Para lograrlo, los fotógrafos especializados utilizan equipos especiales que combinan propiedades de la cámara y el microscopio.

En esta oportunidad, déjame presentarte algunas fotografías microscópicas, donde podremos apreciar el espectáculo visual a través de diversas estructuras.

fotografia_micoscopica3

Recent Posts

Start typing and press Enter to search