Campanas de Extracción

 In Sin Categoría

Las campanas de extracción son un tipo de sistema de ventilación con la función primordial de proteger al usuario contra la exposición a vapores químicos, gases, polvo y aerosoles. También funcionan como barreras físicas entre los reactivos y el laboratorio, ofreciendo protección contra inhalaciones, derrames de sustancias peligrosas, reacciones y fuego.

Una campana típica tiene una estructura en forma de caja con una ventana móvil. Los experimentos se llevan a cabo dentro de la campana que se ventila de forma constante y segura, normalmente mediante ventiladores y ductos. Los vapores químicos se extraen y diluyen muchas veces en la atmósfera haciéndolos inofensivos para la salud humana. Si se tienen preocupaciones ambientales, puede instalarse un sistema de extracción tratada, para remover la mayor parte de los vapores de la corriente de aire externa.

La campana funciona al mantener presiones de aire negativas dentro de la cabina y así evitar el escape de cualquier partícula de aire hacia afuera. La velocidad a la que el aire entra a la campana es de mucha importancia para garantizar la seguridad y el funcionamiento efectivo del equipo, ya que así es como se crea la barrera protectora que no dejará salir nada del aire contaminado del interior. Las velocidades altas pueden generar turbulencias que permitirán al aire en el interior salir, pero las velocidades bajas pueden no ser suficiente contención.

En general se recomienda una velocidad de flujo frontal de entre 0.3m/s (60 pies por minuto) y 0.5m/s (100 pies por minuto), sin embargo, es importante revisar las regulaciones de seguridad aplicables en su localidad.

Tipos de campanas de extracción

  • Campanas de extracción de mesa, para usos generales.

campana

  • Campanas de destilación: Se caracteriza por tener una base muy baja, lo que se traduce en un amplio espacio de trabajo, lo que permite que se instalen dentro de la cabina, grandes equipos para destilación. Sus demás características son muy similares a las campanas estándar.
  • Campanas para ácido perclórico: El ácido perclórico reacciona violentamente con materiales orgánicos, por lo que estas campanas requieren incorporar un sistema de lavado con el fin de prevenir residuos de perclorato. Los revestimientos interiores están hechos de materiales resistentes al ácido como el acero inoxidable y las esquinas son redondeadas para facilitar la limpieza. Todos los procedimientos que utilizan este ácido deben ejecutarse dentro de una campana de este tipo para evitar reacciones peligrosas al entrar en contacto con otras sustancias.
  • Campana para radioisótopos: Se utiliza para proteger a los usuarios del material radioactivo. Cuenta con una base especial para soportar la cabina hecha a base de plomo. El interior es de acero inoxidable y esquinas redondeadas.
  • Campanas para digestión por ácidos: Cuentan con revestimientos especiales fabricados en materiales resistentes a ácidos como el PVC no plastificado; para aplicaciones de digestión por ácidos que requieren altas temperaturas convendría utilizar materiales como PVDF. El panel frontal puede estar fabricado en policarbonato para resistir las ralladuras del ácido fluorhídrico.
  • Campanas de piso. Utilizadas para aplicaciones que requieren aparatos grandes. Como su nombre lo indica, estas campanas están montadas en el suelo y no tienen una superficie de trabajo, lo que facilita que entren y salgan los equipos de la cabina.
  • Campanas para demostración: tiene los 4 lados de cristal y se usa comúnmente para enseñanza, ya que permite a los estudiantes ver las maniobras del profesor desde cualquier ángulo.
  • Campanas sin ducto: Utiliza una filtración de carbón activo para absorber los vapores químicos y humos. Estas campanas recirculan el aire en el laboratorio y están ganando mucha popularidad en el mercado debido al ahorro de energía y por ser amigables con el medio ambiente.

Las cabinas de bioseguridad, planchas de flujo laminar, aisladores para farmacéuticas o cajas de aislamiento son constantemente confundidas con campanas de extracción. Estos dispositivos utilizan filtros particulares que no remueven vapores químicos; por lo que, salvo raras excepciones, no deben utilizarse en trabajos que involucren químicos.

Desde 1978, ESCO se ha consolidado como líder en equipos de ambiente controlado, incluyendo campanas de extracción, cabinas de bioseguridad, incubadoras de CO2 entre otros, y a partir de este año usted podrá acceder a estos productos a través de METRIX LABORATORIOS. Para más información escríbanos a mercadotecnia@metrixlab.com.mx

Recent Posts

Start typing and press Enter to search