Pingüinos, la pareja mas fiel

 In newsletter

De los pingüinos emperador, los machos y las hembras son difíciles de distinguir, ya que son muy similares en tamaño y físico. En su estado adulto llegan a pesar hasta 85 libras y 48 pulgadas de altura.  La parte de atrás de los pingüinos emperador es de color negro con un frente blanco, también cuentan con brillantes salpicaduras de color amarillo y naranja en la región del pecho y las orejas; son una especie emblemática de la Antártida ya que son animales muy sociales, por lo que viven en grandes colonias, lo que contribuye a que puedan abrigarse durante las heladas.

A pesar de siempre andar en grupo, los pingüinos eligen una pareja para toda la vida, por eso se cree que estos animales son símbolo de romanticismo porque son monógamos, y tienen un ritual especial para enamorar a su pareja.

¿Cómo se enamoran los pingüinos emperador?

Cuando un pingüino macho se enamora de un pingüino hembra, busca la piedra perfecta en toda la playa para regalársela. Cuando finalmente la encuentra, él se inclina y coloca la piedra justo frente a ella. Si ella toma la piedra, significa que acepta la propuesta.

Una vez al año se reúnen en el mismo lugar, lo que se llama la parada nupcial. Cada uno memoriza tan bien el canto del otro que, tras meses de separación consiguen localizarse.  El cortejo es todo un ritual. Cuando un macho corteja a una hembra infla su pecho e inclina la cabeza hacia atrás y ambos empiezan a emitir fuertes sonidos parecidos a un rebuzno agudo. Se pueden gritar mutuamente por horas. Muchos llaman a estos cantos “la canción del corazón”, ya que cuando una pareja de pingüinos se une es para toda la vida. Son una de las especies más fieles.

Además, sus gritos son necesarios a la hora de reproducirse, ya que cuando la hembra pone el huevo se lo da al macho para que lo incube mientras ella va a alimentarse por unos sesenta días. Al regresar a la gran colonia, tanto los machos como las hembras empiezan a cantar y así pueden reconocer al macho con el que dejaron su huevo. Algunas de las grandes cualidades de los pingüinos emperador son vistas en su proceso de reproducción. Pueden madurar y reproducirse cuando tienen de 4 a 8 años de edad. En general, las especies más pequeñas de pingüinos maduran a una edad más temprana que los grandes, sin embargo, los más pequeños también parecen tener una vida mucho más corta.

Otros pingüinos como los de penacho amarillo, con su plumaje de punta y sus intensos ojos rojos,

(Eudyptes chrysocome, visto arriba) se parece más a un tipo un poco depredador en una fiesta universitaria que a un compañero monógamo comprometido. Pero estos machos se aparean de por vida, reuniéndose con la misma hembra año tras año durante la temporada de apareamiento. Sin embargo, a pesar de sus patrones de apareamiento monógamos, las aves no pasan mucho tiempo juntas, según un nuevo estudio. Mediante el uso de rastreadores GPS montados en las patas de los pingüinos, los científicos monitorearon 16 aves de una colonia en las Islas Falkland en el transcurso de una temporada de apareamiento. Los datos muestran que los machos llegaron al sitio de anidación aproximadamente 6 días antes que sus contrapartes femeninas y permanecieron cerca de 6 días más. Sin embargo, la temporada de apareamiento corta significa que las parejas solo se unen durante aproximadamente 20 a 30 días al año. Y cuando se separaron, por lo general era una gran distancia: durante los meses de invierno, los socios estaban separados por una distancia promedio de aproximadamente 600 km, y se observó un par a una distancia de hasta 2500 km. A pesar de la gran segregación espacial, sus hábitats eran bastante similares, descartando la posibilidad de que las parejas estén pasando los meses de invierno separados debido a las diferencias basadas en el sexo o la preferencia alimentaria. Entonces, ¿por qué las aves no se quedan juntas? Hasta el momento sigue siendo un misterio, pero el equipo especula que, si los pájaros llegaran y abandonaran el lugar de anidación al mismo tiempo, sería mucho más probable que pasen el invierno juntos. Pero debido a que las hembras llegan tarde y se van temprano, el costo de encontrarse después de una semana de dispersión a través del océano abierto podría no valer la pena; es más fácil reunirse en el sitio de anidación el próximo año.

 

 

Referencias

Reproducción de los pingüinos

http://www.sciencemag.org/news/2015/09/monogamous-penguins-spend-most-their-year-apart

http://www.pinguinopedia.com/pinguino-emperador/

Recent Posts

Start typing and press Enter to search